FIBROSIS HEPÁTICA - FIBROSCAN®

Un examen de utilización más flexible para aumentar la comodidad del paciente.

FibroScan® es el primer y único dispositivo no-invasivo de diagnóstico y de seguimiento de la fibrosis hepática.

Ficha técnica

Fuentes de información y estudios clínicos comprobados

La elastografía impulsional permite medir la elasticidad (la dureza) de los tejidos de manera totalmente indolora mediante ultrasonidos. Esta tecnología pertenece a EchoSens S.A., que posee los derechos exclusivos. La adaptación de esta tecnología al hígado ha dado pie al nacimiento del FibroScan® y de su sonda incorporada.

El dispositivo está compuesto por 3 elementos clave: una sonda, una placa de ultrasonidos acoplada a un sistema de elastrometría en el chasis del FibroScan®, y un software específico que permite retranscribir la información obtenida durante el examen.

Desarrollo de un examen FibroScan®

Un impulso mecánico aplicado a la superficie cutánea inicia la propagación de una onda elástica cuya velocidad se mide a través de ondas ultrasónicas.

La velocidad de estas ondas se determina por la dureza de los tejidos que atraviesa.

La dureza del hígado se correlaciona directamente con el grado de fibrosis: cuanto más duro esté el hígado, más grave será la fibrosis.

El examen, que se compone de 10 medidas, es simple y rápido: a cada medida es inequivoca y se expresa con una cifra en kPa. El paciente se encuentra en posición de cúbito dorsal con el brazo en abducción máxima.

Los resultados están listos al final del examen.

Resultados

Dedicado a la cuantificación de la fibrosis hepática, el FibroScan® ha demostrado a través de muchos estudios su utilidad clínica y su superioridad en términos de fiabilidad frente a la biopsia y a los marcadores sanguíneos.